VÍNCULOS DE LA NUEVA HUMANIDAD (MONÓGAMOS Y NO MONÓGAMOS)

conscious-design-S3OxoqaY3pc-unsplash
Lei
Lei

Mujer Ritual

La práctica de vinculación consciente depende, en gran parte, de una comprensión clara de: el amor, el romance y la polaridad sexual.

 

AMOR

 

El amor es el más simple de entender y el más difícil de practicar.

Amar solo es tener abierto el corazón. 

Cuando tienes el corazón abierto, amas cualquier cosa o a cualquiera que esté en tu vida. El amor es la unión entre tú y la persona o cosa con quien estás.

 

Si estás esperando sentir amor, como si el amor tuviera que venir a ti, es posible que tengas que esperar mucho tiempo. Sientes amor cuando abres tu corazón.

 

El amor no tiene nada que ver con el sexo. Puedes amar a alguien y no sentir deseo sexual por esa persona. Puedes desear mantener un encuentro sexual con alguien a quien ni siquiera conoces o con alguien a quien no amas. Existes como amor cuando tienes el corazón abierto y desprotegido, y te cierras al amor cuando resguardas tu corazón.

El amor es unidad, abrirse hasta el punto de sentirse uno. Y el número de personas, cosas o lugares que puedes amar es ilimitado.

 

En realidad es posible aprender a amar. Puedes aprender a abrir tu corazón incluso en circunstancias difíciles. Incluso en una relación dolorosa, incluso cuando te sientes herido, puedes practicar la apertura del corazón. Puedes practicar el amor. En lugar de alejarte o cerrarte, practica el amor, practicando el estar enamorados, el poder del pasado se debilita, siempre que no repitas el viejo patrón de seguir hiriéndote una y otra vez, se disuelven.

 

Es posible que sigamos sintiéndonos heridos cuando nuestra pareja se comporte de manera poco amorosa, pero nuestro dolor no se convertirá en cierre. Nuestro dolor no creará distancia en nuestra relación. Asimismo, cuando actuamos de manera poco amorosa hacia nuestra pareja, él o ella pueden practicar el amor en lugar de devolver el golpe, cerrarse o distanciarse.

 

Esta es una de las claves en las relaciones abiertas y es lo que más tragozamos, el amor te vuelve compasivo, contigo y con el otro.

Solo así aprendes a amar al otro en su sombra, en sus celos, en sus momentos de inseguridad o dolor, en vez de enojarte y pretender que no sienta eso que está sintiendo.

La práctica del amor te enseña a mostrarte vulnerable y no tratar de esconder lo que estás sintiendo, compartirlo y sentirte seguro que serás bien recibido y abrazado en eso, solo ahí puedes pedir lo que necesitas y pueden juntos fortalecer ese refugio seguro y espacio de aprecio y contención que es el vínculo consciente.

 

 

ROMANCE

 

¿Te ha pasado que conoces a alguien con el/la que la conexión es instantánea a tal punto de sentir que se conocen de antes?

¿Has conocido al ser «definitivo», a ese que siempre habías esperado encontrar?

 

Empezáis a veros y a pasar más tiempo juntos. Sientes que esta relación es especial, que estaba predestinada.

Esto es atracción romántica, enamoramiento.

 

La atracción romántica empieza con una intensa sensación de unidad y vinculación.

Si lo has vivido, sabes que a los pocos meses, o, si tienes suerte, después de algunos años, el sentimiento de atracción romántica se acaba.

 

Esta persona que antes era tan mágica para ti, que parecía ser la que te iba a dar todo lo que siempre habías querido, parece convertirse exactamente en la persona que no te da lo que deseas.

 

Las relaciones basadas SOLO en la atracción romántica nunca ofrecen el amor deseado.

Porque la atracción romántica se basa en una impronta psíquica formada en la infancia. Las personas que nos atraen son justamente las que encarnan las cualidades, buenas o malas, de nuestros padres. Sea lo que sea aquello que nuestros padres no nos dieron suficiente (amor, atención, confianza, libertad, etc.), ello será exactamente lo que nuestra pareja romántica no nos podrá proporcionar.

 

Parece como si conociéramos de siempre a nuestra pareja romántica porque en realidad la conocemos, nos es justamente, familiar.

Nuestra nueva pareja nos parece tan especial porque tenemos la esperanza de continuar la relación que tuvimos con nuestros padres y recibir por fin el amor que siempre quisimos, la aceptación que siempre deseamos, la plenitud del corazón que siempre anhelamos. Aunque nuestra pareja romántica nos dé lo que queremos, a menudo no podemos recibirlo porque nuestra impronta infantil no se cree que sea real.

 

Conforme el enamoramiento se pasa, la pareja parece estar perfectamente equipada para producirte dolor. Parecen tener una increíble capacidad de tocarte en tus puntos débiles y herirte, aunque no necesariamente a propósito; la persona que solía sacar lo mejor de ti ahora parece sacar lo peor simplemente siendo ella misma. Y tú tienes el mismo efecto en ella.

 

Como la atracción romántica se basa en cualidades de tu pareja que reconoces inconscientemente de tus experiencias infantiles, te sentirás tan pleno y tan insatisfecho con el amor de tu pareja como te sentiste con el amor de tus padres.

 

Aquí una de las claves más importantes, solo la pareja consciente es capaz de mirar esto con la suficiente consciencia para comenzar a ver al otro como tu maestro y hacer el tragozo necesario para darte a ti mismo lo que estás buscando fuera.

Cuando todas las personas están dispuestas a entrar allí y hacer lo que toca, el vínculo crece y se expande, entra a otro nivel, sale del enamoramiento y entra al amor, como hablamos en el post anterior, abriendo el corazón.

 

 

POLARIDAD SEXUAL

 

El poder sutil de la polaridad Sexual está presente en todos los aspectos de nuestra vida. Es ese pulso que nos acerca a nuestro y hace que un vínculo esté lleno de vida. Pero si la polaridad desaparece, se lleva la vida.

¿Qué es la polaridad Sexual? Es un arco de energía que fluye entre las personas.

 

La polaridad Sexual, el tirón o repulsión magnéticos entre los polos lo afecta todo.

 

Cuando la polaridad Sexual es débil en nuestra relación íntima, empezamos a sentir que nos falta algo.

 

La polaridad Sexual se produce o no, o al menos eso parece, pero no, puede activarse y desactivarse conscientemente.

 

En las relaciones conscientes aprendemos a practicar conscientemente el arte de cultivar y compartir la polaridad Sexual. Afrontamos el hecho de que es el núcleo de nuestra atracción Sexual. Es una fuerza misteriosa que se mantiene en un nivel inconsciente.

 

Empezamos a dominar la polaridad Sexual sensibilizándonos a su flujo en la vida cotidiana. Nuestras mentes se simplifican cuando la sientes, en un abrazo amoroso, en los ojos de una extraña, en el ritmo cardíaco, la temperatura de la piel, en un roce, la postura o tensión física.

Percibe los cambios que se producen en tu cuerpo la próxima vez que la sientas. 

Observa la presencia y verdad que conlleva y aprende de ti para sostenerla en tus vínculos a largo plazo.

 

Entonces el Amor, el Romance y la Polaridad Sexual no son lo mismo y cada uno es necesario.

 

En las relaciones conscientes (monógamas o no) lo primero es la práctica del amor mismo: la práctica consciente de abrir el corazón y sentir lo que te impide amar a cada momento.

La segunda es el compromiso con tu camino personal y espiritual. Para salir de la idealización, ser coherente y que el romance sume y no reste.

Y la tercera práctica es el uso artístico y consciente de la fuerza de la polaridad Sexual para transmitir amor. Es una decisión, eliges hacerlo, cada día.

 

En los vínculos conscientes el acto sexual puede convertirse en una unión espiritual, una comunicación de fuerza de vida y amor, una apasionada transmisión de apertura y éxtasis, tiene que ver con relajarse y entregarse más y más rindiendo nuestros miedos y resistencias. 

Permanecer libremente abierto en medio del miedo exige la disciplina de amar momento a momento.

Y ahí abres la puerta a la Magia Sexual.

 

¿te animas a dar el salto a vivir y experimentar este tipo de vínculos?

Somos magos de la nueva humanidad y nos vinculamos profunda y conscientemente.

 

Lei

Lei

Quizás pueda interesarte

Suscribete a mi Newsletter SIN CENSURA

Y llevate un Curso GRATIS para aprender a tocar tu cuerpo sin objetivo, sin expectativas, sin exigencias!

¡Sé parte de la Tribu!

Copyright (C) 2023 Mujer Ritual. Todos los derechos reservados.
CookiesPrivacidadLegalidad

Scroll al inicio