HOMBRE, TU DESEO ES TUYO

diego-lozano-Vps2k0FJcBE-unsplash
Lei
Lei

Mujer Ritual

El de­seo o libido es lo que sentimos que nos lleva a buscar satisfacción sexual, es el instinto de búsqueda de placer, mientras que la excitación hace referencia a la respuesta fisiológica del cuerpo: la dilatación del clít0ris, la vulva, la vagina y el pene y la lubricación resultante; la tensión en la musculatura pélvica, la expansión de los pechos y pezones, y el incremento del flujo sanguíneo en la zona genital.

Es posible que haya un tema de excitación si, después de sentir suficiente deseo y recibir suficiente estimulación sexual no se produce esta respuesta fisiológica en tu cuerpo.

Y es posible que haya un tema de libido o deseo si no sientes ganas.

La falta de libido o deseo es una de las consultas más populares en terapia y cada vez más en personas con pene.

Hoy te quiero invitar a reflexionar sobre esto, si sos hombre puede que te sientas en este punto y esto te haya llevado hasta aquí y si sos mujer puedes estar viviendo lo mismo o sentir que tu compañero está en ese proceso.

La mayoría ya ha probado una buena cantidad de formas de estimular su placer sexual desde muy chicos, en muchos casos ya ha agotado los estímulos, porno, la masturbación compulsiva, la prohibición y la infidelidad, la promiscuidad, etc.

 

Pero cuando un hombre llega al punto de decir ya no lo siento como antes, ya nada me excita, ya no siento la misma energía o potencia, cuando comienza a ver que quizá ha derrochado gran cantidad de energía de creación y que muchas de las cosas que ha hecho lo llevan a sentirse mal consigo mismo, que quiere vivir una sexualidad diferente, expandida, sentir algo que quizá nunca ha sentido, quizás ahí comienza su verdadero despertar sexual.

 

No sin antes pasar por frustraciones, enojos, rabias, inseguridades, tristeza o falta de sentido que puede que lo lleven a dudar de su propio pulso interno confundiéndolo en volver a lo de siempre, sabiendo que es un terreno conocido, pero que ya no le satisface o saltar al vacío y entrar en lo desconocido, en los misterios de su sexo, de su cuerpo, en el comienzo de un camino de autoconocimiento y reconocimiento de sí mismo, el camino del guerrero del corazón.

 

En el camino puede que descubra que para que su sexualidad se abra debe abrir su corazón porque están conectados y si uno está bloqueado es porque el otro también, así que toca, relajar, abrir, respirar, tocarse, cambiar hábitos, fortalecer la raíz, llorar mucho, moverse, ablandar, soltar, hablar con su pene, conocer su semen, relajar y masajear sus testículos, amarse, mirarse, sentirse, permitirse ser verdad y presencia.

 

Te invito a darte tiempo, a tocarte y sentirte sin expectativas, intenta no ir por donde siempre vas, explora ritmos diferentes, lugares diferentes, si la excitación aparece respira, aunque camines hacia ese lado ve poco a poco, no pasa nada si se va, expande ese espacio donde la sientes hacia todo tu cuerpo, conecta tu corazón y permítete sentir lo que aparezca, durante esa subida date pausas, para bajar el ritmo, entrar en meseta y sostener y sigue respirando y ampliando.

 

La clave es la práctica amigo, llevamos años haciéndolo de la misma forma, sé paciente con tu cuerpo, reeducale en los tiempos y las formas que ahora necesitas, sé compasivo y date mucho amor más allá de lo que pase.

 

No estás solo, gracias por atreverte a hacerlo diferente.

Tu deseo es tuyo, independientemente de que lo despierte.

¡No lo olvides!

Lei

Quizás pueda interesarte

Suscribete a mi Newsletter SIN CENSURA

Y llevate un Curso GRATIS para aprender a tocar tu cuerpo sin objetivo, sin expectativas, sin exigencias!

¡Sé parte de la Tribu!

Copyright (C) 2023 Mujer Ritual. Todos los derechos reservados.
CookiesPrivacidadLegalidad

Scroll al inicio